28/8/16

Reseña: Colores prohibidos, Josune Murgoitio

Queridos lectores:

¿Qué tal lleváis estos últimos días de agosto? Entre las altas temperaturas, que no te dan ganas de hacer nada excepto ir a la piscina o a la playa, y el propio mes de agosto, que para mí siempre ha sido un mes en el cual me siento muuuuy vaga… No os he traído ninguna reseña desde hace varias semanas, así que creo que ha llegado la hora. ¡Aprovechemos estos minutos en los que mis dedos se sienten trabajadores y teclean sin parar!

Hace un tiempo –¡bastante!– una escritora y bloggera maravillosa se puso en contacto conmigo. Ese fue el principio de mi etapa "Descubriendo Colores Prohibidos". Pues bien, hoy os dejo la reseña de este libro que me sorprendió gratamente y, espero, también a vosotros si decidís leerlo. ¡Feliz lectura!















TÍTULO: Colores prohibidos
AUTORA: Josune Murgoitio
CATEGORÍA: Independiente
PÁGINAS: 306
GÉNERO: Narrativa contemporánea
EDITORIAL: Amazon
PVP: 10,86€
ISBN: 978-1535042345





Mara siempre ha sentido que algo en su vida no encaja, como si viviera inmersa en una gran contradicción interna, acuciada por la claustrofobia que le provoca el lugar en el que vive, la Ciudad de Ensueño. La historia de una lucha que no concluye, unida a sus circunstancias personales, la llevan a plantearse una serie de preguntas que omite en presencia de su tutora, Amelia —una mujer rígida y hermética—, de sus propias amigas (sus “agrupadas”) o incluso del chico del que está enamorada.


En un contexto social y personal que no termina de comprender y revolucionada por un amor que desata locura, aparecerá en su vida una mujer excéntrica, que la empujará a enfrentarse al gran dilema del que huye, y cuyo secreto tendrá que verse obligada a desvelar.

Una historia de superación y amor, en un mundo lleno de prohibiciones y trabas incapaz de detener a una joven ciudadana resuelta a alcanzar la verdad… a cualquier precio.



En Colores prohibidos conocemos a Mara, una chica de unos dieciocho años que tiene la sensación de no ser ella misma, ser la oveja negra que va en contra de los principios del rebaño. Se refugia en la pintura, que es lo que verdaderamente se le da bien y lo que disfruta con total plenitud. Mara puede parecer una adolescente del montón, me corrijo, sí lo es, pero a la vez es diferente, especial. Me he sentido identificada con ella en varios aspectos, la historia se centra –entre otras cosas– en los sentimientos de la protagonista, sus dudas, sus miedos. Josune lo representa con las dos voces que guían a Mara: la voz "buena", esa que la anima o la advierte dependiendo de la situación, y la voz "mala", la que no para de bajar una y otra vez su autoestima. Hablando de la adolescente del montón, encontramos preguntas como "¿Le gustaré a ese chico? o ¿Y si no soy capaz de aprobar el examen? o ¿Por qué Fulanita no para de meterse en mi vida?" Si has sido adolescente no puedes negar que nunca te has cuestionado estas cosas, para los adultos "tonterías". Hablando de la adolescente especial, esa que se refugia en la pintura, encontramos a una Mara que se cuestiona si su mundo es de color rosa, aunque mejor dicho, si es de color negro, si todo lo que sabe acerca de su padre es suficiente, si la Declaración de Independencia es lo correcto… Por tanto, Mara es un personaje bien desarrollado, se nota que Josune ha hecho hincapié en él y lo ha trabajado.

En la historia se da a saber una relación amorosa, yo más bien la veo como "amigos con derecho a roce", entre Mara y Ekantz, el famoso chico de los pasillos. Si hablo con total sinceridad, Ekantz no me ha transmitido nada bueno en el sentido de chico encantador. Lo único que busca en Mara es sexo y poco más. No se atreve a abrirse a ella, no desea conocerla. Aunque sí se da a entender que para él Mara es diferente y tiene algo que le llama la atención. PERO… Por otro lado está Manuel, el –mejor– amigo de Mara. Es un encanto de chico. Él sí me ha transmitido muy buenas sensaciones.


«La muerte no borra los errores, no hace desaparecer lo que dejamos tras nosotros, simplemente alivia, instantáneamente, por la misericordia de no poder respirar, sentir, reír o amar, pero no difumina ni lo vuelve todo color de rosa.»

Uno de los aspectos que más me ha gustado ha sido el realismo que se aprecia en Colores prohibidos. Revueltas, el Gobierno se hace con el control, la gente responde… Son cosas que vivimos día a día. Este es un tema que resalta: la situación política de Ensueño, el lugar donde transcurre la historia. Me ha parecido muy cercano y, por tanto, un adjetivo que define bien esta historia es realista. 

Algo con lo que he disfrutado mucho ha sido la historia de amor entre Germán y Mari. No puedo decir quiénes son –¡NO a los spoilers! Vale, esto está fuera de lugar–, pero me ha fascinado. Es una historia de amor que se desarrolla en una situación tensa, con dificultades por todas partes, tanto políticas como sentimentales. Al igual que le dije a Josune, me ha parecido una historia de amor y de supervivencia al mismo tiempo. Me habría gustado que la autora tocase con más detalle esta parte, la descubres de golpe y me ha dejado con ganas de descubrir un poco más. 

La narración es en tercera persona –no recuerdo cuál fue mi última lectura con narrador en tercera persona– y eso me ha gustado porque lo he visto como una acción arriesgada. Es más fácil manejar un narrador en primera persona, al menos yo lo veo así. Creo que Josune ha acertado escogiendo este tipo de narrador, ¡meternos en la cabeza de Mara habría sido una locura total! 

En conclusión, Colores prohibidos ha sido todo un descubrimiento. Me he llevado muy buen gusto de esta experiencia. ¿Os recomiendo esta lectura? ¡Por supuesto! Tiene sus pequeños fallos; como todos, nadie es perfecto. Este libro oculta una historia muy cercana a la realidad que debéis conocer, más tarde o más temprano, pero hacedlo. ¡Se lee en nada!

Mil gracias a Josune por haberme abierto los ojos y enseñado Colores prohibidos. ¡Un beso muuuuy grande y un abrazo muuuuy fuerte!

¡Espero que os animéis a leerlo! 

Con cariño,


4 comentarios:

  1. Hola! No conocía este libro pero lo tendré en cuenta en un futuro, tiene muy buena pinta.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial! Ojalá te guste tanto como a mí!!

      Eliminar
  2. Definitivamente, ¡me lo apunto! :)
    Gracias por la reseña ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar

¿Qué pasaría si no pudieras beber? Te morirías de sed, ¿no? ¿Y si no pudieras comer? Te morirías de hambre. Pues mi blog necesita tus comentarios para poder seguir vivo. ¡Necesita comentarios ricos y elaborados! Nota: ¡el spam le provoca indigestión!