17/11/14

Las dos caras de la amistad


La amistad... ¿Qué es eso de la amistad? 


El diccionario puede darte un significado concreto, exacto. Pero os aseguro que es mucho más ambiguo. 

La amistad es como una bomba. Sí. Como una bomba.

Hay bombas que están programadas para explotar sí o sí. Aunque intentes desactivarlas, por mucho empeño que pongas, te van a hacer daño, mucho daño. Esto, llevado al término "amistad" es lo siguiente: conoces a alguien y empiezas a hablar con él/ella, ese alguien te demuestra sonrisas amables, gestos amistosos... Y, así como así, sabes con exactitud que acabas de encontrar a tu media naranja. Lo compartes todo con tu mejor amigo/a, te abres a él/ella y sientes que puedes con todo. 

En estos momentos la bomba permanece apagada, silenciada. Pero sabemos que, siendo una bomba programada para explotar, lo hará tarde o temprano. Pueden pasar días, semanas, meses o incluso años. Ese momento llega. Y arrasa con todo. 

El sentido de "amigo for ever" desaparece como si un soplo de brisa se tratase. Te encuentras con que ese alguien te acusa de cosas inexplicables, hechos inciertos y estupideces cada vez más grandes. 

Primero te quedas con la boca abierta, los ojos desorbitados y las lágrimas a punto de asomar por tus mejillas rojas de vergüenza e incredulidad. Esta es la primera sensación, luego, llega tu conciencia: ese otro yo que siempre tiene la razón. Y entonces, actúas.

"No sé cómo puedes decir eso, después de tantos años de amistad". " No sabes lo que dices". " ¡Escúchame! ¡Yo nunca te haría daño!" Intentas hacer entrar en razón a tu alma gemela, la bombardeas con tus mejores argumentos (porque no son excusas, no tienes de qué excusarte. "¡No hice nada!"). ¿Te escucha? Sí. ¿Te hace caso? No. 

Entonces el dolor se abre paso, como brechas en tu corazón. Te sientes traicionado, herido, abandonado, solo. Tu conciencia vuelve a actuar y te dice lo que debes hacer: "olvídale, no le mereces. Los verdaderos amigos no son así, ni mucho menos". 

Así que, el dolor lleva a la ira, la ira a la decepción, y, por último" al olvido. Porque no puedes dejar que esa espina envenenada se quede clavada. Arráncala. Quítatela. Y olvídala. 

Claro está existen otro tipo de "bombas". No todas explotan, puedes llegar y con tus mejores sonrisas desactivarlas. Esas sí. Esas son las que representan a tu alma gemela. Esas son las que te apoyarán. Hay muchas bombas esperando a que las desactives. 

Yo encontré algunas. Me ayudaron a olvidar mis espinas envenenadas. Así que... La amistad es imprevisible. Muy imprevisible. Pero si encuentras las bombas buenas, la amistad es algo maravilloso.



11 comentarios:

  1. Nunca había pensado en la amistad de esta forma, comparto algunos de tus puntos. Gracias por compartirlo con nosotros.

    Saludos, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por comentar!!

      Un abrazo!

      Lurei

      Eliminar
  2. Hola!
    Recien descubri tu blog, me a gustado mucho y por eso te he nominado al premio dardos, aqui esta la entrada http://dulceagoniadelalectura.blogspot.com/2014/11/varias-iniciativas-parte-ii-premio_73.html
    Disfruta tu premio!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias!!

    Besos!! Nos leemos!!

    Lurei Book

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Te he nominado a un premio^^ Aquí toda la info --> http://harumicutetextos.blogspot.com.es/2014/11/lovely-blog-award.html ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa!! Eres la mejor!!

      Nos leemos!!

      Lurei

      Eliminar
  5. toda la razon!! He pasado por alguna bomba...que ya exploto...pero creo que acabo de encontrar una desactivada, ^^ muy bonito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Celi!! Creo que todos tenemos nuestras bombas que nos hacen felices ^_^

      Lurei

      Eliminar
  6. Este me suena... ;P
    Es muy bueno. Un planteamiento sobre la amistad que (por lo menos a mí) me ha parecido totalmente nuevo. Felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias Elefun!! Eres el mejor!!

    Lurei :)

    ResponderEliminar
  8. Esta es la primera vez que entro a tu blog, dejame decirte que me encanta.
    Esta entrada me gusto mucho, como describiste el dolor que se siente al perder una amistad. Personalmente, si bien he sentido eso con algunas amistades, creo que eso me ha servido para elegir mejor a mis amigos. No soy una persona que considere a todo el mundo su amigo, pero los que tengo se que son de verdad, no se si "Para siempre" pero son de verdad, no de esos que hacen daño.
    Me gustan mucho tus entradas :) voy a seguir viendo otras, besos :).

    ResponderEliminar

¿Qué pasaría si no pudieras beber? Te morirías de sed, ¿no? ¿Y si no pudieras comer? Te morirías de hambre. Pues mi blog necesita tus comentarios para poder seguir vivo. ¡Necesita comentarios ricos y elaborados! Nota: ¡el spam le provoca indigestión!