19/7/17

Reseña: Firmado, Abril, Paula Ramos

Queridos lectores:

Este libro ha sido un regalo sorpresa, así que la ilusión siempre se incrementa. Sin embargo, la mejor palabra que define mi experiencia con esta novela es "decepción".






FICHA TÉCNICA

Título: Firmado, Abril
Autora: Paula Ramos
Categoría: Bilogía (1º)
Páginas: 382
Género: Juvenil
Editorial: Ediciones Kiwi
ISBN: 978-84-16384-50-1
PVP: 16,90€




¿Si os tengo que decir algo de la vida? Algo tan sencillo como que hay que vivirla. Y eso significa cometer locuras, saber disfrutar de las buenas decisiones, pero también aceptar las equivocaciones. No te quedes con el primer novio, suelen salir rana. Tampoco dejes de hacer cosas por miedo, al contrario, lánzate a por ello. No todo saldrá bien a la primera: puede que el primer chico al que beses no sea el gran amor de tu vida, ni tus primeras amistades sean las mejores, pero oye, algo aprenderás por el camino, o eso dicen. En definitiva, vive. No te arrepentirás. Así que amigo, si quieres saber cómo me fue a mí siguiendo estos consejos, bienvenido a mi vida. ¡Ah! Por cierto, soy Abril.


Firmado, Abril es ese tipo de novelas idóneas para sacarte de un apuro (racha de exámenes o de lecturas demasiado pesadas, por ejemplo). Por tanto, una historia entretenida en la que te sumerges en el mundo adolescente. ¡Perfecta para despejar tu mente!

La protagonista, Abril, es una chica en plena etapa tengo-las-hormonas-desquiciadas-y-por-eso-me-comporto-así-no-porque-odie-a-todo-el-mundo-sin-razón-aparente. Esto quiere decir que la narración en primera persona implica cambios de humor, de pensamiento y de sentimientos constantes, así como problemas de adolescentes (desamores, amigos, enemigos, conflictos paternos…) ¿Qué pasa? Que esta historia está demasiado saturada de cuentos adolescentes. La verdad, admito que me gustan los libros juveniles y frescos, tipo Blue Jeans, pero con esta novela he sentido eso: una sobresaturación adolescente rebosante de hormonas desquicidas.

La protagonista va evolucionando a lo largo de la historia. La conocemos con la edad de 13 años y nos despedimos de ella con unos 17. Esto me gusta porque eres testigo de su evolución durante nada menos que cuatro años, lo que te permite contrastar su personalidad, sus pensamientos y sus sentimientos durante toda la novela. Entre los personajes secundarios destacan Noah, el mejor amigo de Abril desde la infancia, Leah, su hermana, Darek, mejor amigo de Ian, hermano de Abril, y Michelle, un personaje que marcará a Abril y del cual aprenderá algo muy importante en la vida.

Las relaciones entre todos van y vienen, suben y bajan. Me gustaría comentar que he sufrido con algunas de ellas y he tenido muchas ganas de abrir los ojos a más de un personaje en varias ocasiones.


«–¿Sigues escribiendo las cartas? –me preguntó tras un largo y cómodo silencio.
–Claro.
–No lo dejes nunca, son importantes, Abril. Son tus recuerdos, tu más preciada posesión.
–Lo sé abuela, lo sé –dije mientras volvía a apoyar la cabeza en su hombro.»


Quiero destacar lo rápido que he leído Firmado, Abril. Algo de lo que no carece esta novela es, desde luego, de la adicción que te hace sentir. En este aspecto se llevaría un diez. Pero, también quiero dejar claro que esta novela me ha dejado un poco indiferente, al terminarla he pensado ¿y  bien? ¿Esto es todo? El final ha sido muy decepcionante, es abierto y da paso a la segunda parte, Cartas para Abril.

Concluyendo, para mí, esta lectura ha resultado ser un alivio en época de exámenes; sin embargo, no he conseguido disfrutarla a tope y me gustaría probar con el final de la bilogía a ver si mi opinión podría cambiar.





1 comentario:

  1. A mí me apetece bastante leerlo y, aunque no sea una maravilla, si al menos resulta entretenido pues es posible que me anime. Un besote :)

    ResponderEliminar

¿Qué pasaría si no pudieras beber? Te morirías de sed, ¿no? ¿Y si no pudieras comer? Te morirías de hambre. Pues mi blog necesita tus comentarios para poder seguir vivo. ¡Necesita comentarios ricos y elaborados! Nota: ¡el spam le provoca indigestión!